• La Microcefalia no es la única amenaza del virus Zika sobre los recién nacidos

    La Microcefalia no es la única amenaza del virus Zika sobre los recién nacidos

    El defecto en el nacimiento más conocido del virus Zika es la microcefalia, un estado en el cual la circunferencia de la cabeza del bebé es más pequeña de lo habitual. Puede ser indicio de daño cerebral y de aprendizaje permanente y discapacidades mentales para el/la niño/a.

    Ahora un nuevo estudio está arrojando luz sobre otra grave condición que puede causar el virus Zika en los menores.

    Artrogriposis, un estado en el cual las articulaciones del cuerpo están deformes, impidiendo la flexión y extensión normal, debería ser añadida a la lista de consecuencias potenciales para los recién nacidos cuyas madres se infectaron con el virus Zika, de acuerdo a los investigadores en Recife, Brasil.

    Antes de 2015, la artrogriposis en menores no se había relacionado con una infección viral maternal. Estaba generalmente relacionada a la aquinesia fetal, cuando el feto no se mueve lo suficiente dentro del útero por múltiples motivos. Sin contar los casos relacionados con el Zika, la artrogriposis es relativamente rara, afectando sólo a uno de cada 3000 niños. Para ponerlo en contexto, la parálisis cerebral, discapacidad motora más común en la infancia, se da en cuatro de cada 1000 bebés que nacen vivos.

    El nuevo estudio fue una pequeña serie de casos que implicaba a 7 bebés nacidos con artrogriposis en Brasil. La investigadora principal Vanessa van der Linden del Hospital Barao de Lucena en Recife concluyó que el “síndrome del virus Zika congénito”, una enfermedad que describe malformaciones congénitas causadas por la exposición al virus Zika dentro del útero, debería ser añadida a la lista de causas potenciales de la artrogriposis.

    “Es una nueva enfermedad” / ‘This is a new disease’

    Van der Linden sostiene que el síndrome del Zika congénito es responsable de más cosas aparte de la microcefalia. Además de la artrogriposis, dijo, otros síntomas pueden incluir discapacidad visual y auditiva, incluso cuando el/la bebé nace con una circunferencia cefálica normal.

    “Es una nueva enfermedad, y necesitamos tiempo para hacer un seguimiento de estos pacientes y entender mejor todos los aspectos” dijo al Huffington Post.

    Un informe de los Centros de EE.UU. para la Prevención y el Control de Enfermedades relacionó la artrogriposis al Zika en enero; de 35 bebés nacidos de madres que habían vivido o visitado algún área afectada por el virus Zika, 4 tenían la condición.

    El estudio de Van der Linden, publicado el martes en la revista médica BMJ, es la primera observación a fondo a la potencial relación causal entre el virus Zika y la artrogriposis. De los 7 niños con artrogriposis examinados por su equipo, dos dieron positivo para anticuerpos del virus Zika, todos excepto uno tambiñen tenían microcefalia, y cuatro de sus madres recordaban haber tenido sarpullido en algún momento durante el embarazo.

    Los bebés también fueron examinados para toxoplasmosis, citomegalovirus, rubeola, sífilis y VIH -otras 5 infecciones maternales que pueden causar microcefalia en los recién nacidos – y dieron negativo. En consecuencia, se supuso que todos los menores estuvieron expuestos al virus Zika en el útero.

    El estudio también entre en detalle respecto a la clase de malformaciones relacionadas con la artrogriposis que sufrían los menores, siendo la primera vez que unos investigadores hacían eso. En la foto de debajo, los bebés con artrogriposis relacionada al Zika muestran tener pies equinovaros, dedos deformados, y contractors en las articulaciones de sus rodillas y brazos.

    artrogriposis

    Van der Linden estudió las articulaciones deformadas de los menores mediante ultrasonido de alta definición, y dijo que los resultados sugerían que las articulaciones no se habían desarrollado anormalmente. En su lugar, ella sospecha que la artrogriposis fue causada por un trastorno del sistema nervioso, hipotetizando  que las neuronas motoras a cargo de flexionar o relajar los músculos llevaron a los fetos a fijarse o inmovilizarse en determinadas posiciones, causando las deformidades.

    Debido a que el suyo fue un estudio observacional, no puede estar segura de que el virus Zika causara la artrogriposis, al fin y al cabo. Pero el virus Zika ya ha mostrado entrar en un sistema nervioso fetal en desarrollo, tal y como Van der Linden sugiere que ocurrió en estos bebés, donde siembra el caos matando neuronas y dejando depósitos de calcio en el cerebro. /

    Hay mucho sobre el Zika que aún no conocemos

    Debido a que el artículo de van der Linden era un estudio de una serie de casos que sólo examinó a un puñado de pacientes, no hay manera de estimar la prevalencia de la artrogriposis entre los menores expuestos al Zika dentro del útero.

    Pero el Dr. Jeffrey Klausner, profesor de medicina y salud pública en la Escuela de Medicina David Geffen de la UCLA, dice que esta clase de estudios necesitan continuar porque aún no tenemos un conocimiento completo de todos los efectos que el virus Zika puede tener sobre fetos en desarrollo.

    “Es importante que estos estudios sean hechos, porque no tenemos realmente un buen sistema de supervisión para malformaciones de nacimiento a nivel mundial”, dijo Klausner. “Es un grave problema de salud mundial”.

    Klausner también dijo que el artículo de van der Linden, el cual detallaba el alcance de las consecuencias devastadoras que pueden ocurrir cuando una embarazada se contagia del virus Zika, reafirmaba la importancia de la prevención de infección, especialmente ahora que el virus se localiza en Miami.

    Ello también hace que el fallo del Congreso de aprobar una ley que habría invertido en la investigación sobre el virus Zika y la prevención en salud pública sea más triste.

    “La falta de financiación del Congreso para investigación, mejora local de la capacidad de la salud pública y la atención a bebés afectados con el virus Zika nos dice realmente que estos políticos se muestran indiferentes a los efectos médicos, públicos y sociales de esta – en algunas personas –  infección devastadora”, dijo Klausner. “Es realmente vergonzoso y es un abandono de sus responsabilidades electas”.

    Actualmente, hay 479 embarazadas en EE.UU. con evidencias de laboratorio de una infección de Zika pasada, y 15 bebés han nacido en EE.UU. con defectos de nacimiento que podrían estar relacionados con el virus Zika, de acuerdo con el CDC.

    Artículo original: http://www.huffingtonpost.com/entry/zika-virus-may-cause-joint-condition-in-babies_us_57aa27d3e4b0ba7ed23dbfd8?section=parents&

    Traducido por:

    María Franco Vital

    Fisioterapeuta y C.O. en Osteopatía

    Dtra. Técnica de OsteoKids & Adults

    Calle Orense, 48, 1ºF, 28020, Madrid

    Tlf: 911 727 135 / 618 439 611

    mfranco@osteokidsandadults.com

    www.osteokidsandadults.com

    Diseño Logo

Deja un comentario

Cancel reply