• Otitis

    Otitis

    Anatomía del oído:

    IMG_1193

    El oído externo está constituido por el pabellón auricular u oreja. Éste se continúa con el conducto auditivo externo. El conducto no es rectilíneo, sino que describe una curvatura de concavidad hacia abajo y atrás. Transcurre a través del hueso temporal y se relaciona por delante con la fosa mandibular o cavidad glenoidea, donde se articula el cóndilo mandibular. Por debajo, se relaciona con la glándula parótida.

    IMG_1194

    El oído medio está formado por la caja del tímpano, donde se encuentran los huesos martillo, yunque y estribo; el aparato mastoideo y la trompa de Eustaquio.

    Los huesos que forman la caja del tímpano tienen la misión de transmitir las vibraciones de la membrana timpánica hasta la ventana oval, que comunica con el oído interno.

    El aparato mastoideo está formado por una serie de celdillas, las cuales suelen llenarse de pus en las otitis medias. Su parte inferior se relaciona con la inserción del músculo esternocleidomastoideo.

    La trompa de Eustaquio es un conducto que comunica la rinofaringe con la caja del tímpano. Es oblicua hacia delante, dentro y abajo.

    oido

    El oído interno está formado por el laberinto óseo que, a su vez, está formado por el vestíbulo, los conductos semicirculares y el caracol. El vestíbulo contiene al utrículo y al sáculo, así como la porción inicial del conducto coclear. Del utrículo y el sáculo parten unos conductillos que van al conducto endolinfático a través del cual se drenan los humores del oído al sistema vascular¹.

    Causas de la otitis:

    La otitis media es la enfermedad más prevalente durante la infancia en países desarrollados. Los estudios llevados a cabo muestran que, para su tercer cumpleaños, el 80% de los niños habrán experimentado un episodio de otitis media y, el 40%, tendrá 6 o más reincidencias a la edad de siete años².

    Aunque muchos factores pueden contribuir a la otitis media, la infección bacteriana es la causa más común. La otitis media se asocia fuertemente con infecciones víricas previas del aparato respiratorio superior, que aumentan la posibilidad de subsecuentes infecciones bacterianas en el oído medio por razones que no están claras, pero que podrían incluir adherencia bacteriana incrementada en la nasofaringe y actividad ciliar reducida en la trompa de Eustaquio.

    El desarrollo de más tratamientos efectivos es complicado debido a que parece ser una enfermedad multifactorial. La obstrucción de la trompa de Eustaquio con la presión negativa resultante y la exudación de cerumen parece ser un factor importante.

    La trompa de Eustaquio puede obstruirse por causas mecánicas o funcionales. Cuando hay otitis media, el líquido procedente de la misma llega a la trompa de Eustaquio y altera la ventilación del oído³.

    Manifestaciones clínicas:

    1024px-FEMA_-_13938_-_Photograph_by_Jocelyn_Augustino_taken_on_07-13-2005_in_Florida

    • Otalgia (dolor de oído): característica común de la otitis externa aguda (por la inflamación del conducto auditivo externo) y de la otitis media aguda (por la retención de pus y la tensión existente en las cavidades del oído medio). Si no hay dolor, debemos sospechar de una otitis media crónica.
    • Picor, irritación: típico en la otitis externa por la dermatitis propia de la enfermedad.
    • Olor: por la supuración, sugerente de otitis media crónica.
    • Sangrado (otorragia): en procesos infecciosos de oído externo y medio e indica evolución desfavorable o tórpida de un cuadro crónico o la resolución de una otitis externa o media aguda.
    • Hipoacusia o acúfenos: disminución de la audición o ruidos (respectivamente).
    • Vértigo: implica un deterioro funcional grave debido a laberintitis con consecuencias nefastas para la audición y el equilibrio, así como la posible extensión de la infección a estructuras intracraneales vecinas.

    Tratamiento osteopático de la otitis:

    El tratamiento convencional suele ser con antibióticos pero, desde la osteopatía, también podemos ayudar a aliviar los síntomas mediante la movilización del hueso temporal, el tratamiento muscular y el drenaje de la trompa de Eustaquio para liberarla.

    Objetivos del tratamiento:

    IMG_1188

    1. Liberar las suturas del temporal:
      • Occipitomastoidea.
      • Petrobasilar.
      • Parietoescamosa.
      • Esfenopetrosa.
      • Esfenoescamosa.

    2. Devolver su elasticidad a las fibras óseas del temporal (lesión intraósea).

    IMG_1189

    3. Liberar los músculos periestafilinos (encargados de dilatar la trompa de Eustaquio)

    4. Liberar y bombear la trompa de Eustaquio.

    RETOQUE0025

    Técnica de arcos botantes para sutura occipitomastoidea.

    RETOQUE0024

    Técnica de Sutherland para temporal (suturas occipitomastoidea, petrobasilar, parietoescamosa, esfenopetrosa y esfenoescamosa).

    RETOQUE0028                                  RETOQUE0026

    Técnica de bombeo de la trompa de Eustaquio (vista superior y lateral).

    Bibliografía:

    1. Ricard F. Tratado de osteopatía craneal. Articulación temporomandibular. 3ª edición. Madrid: Editorial Medos; 2014.

    2. Monasta L, Ronfani L, Marchetti F, Montico M, Vecchi Brumatti L, Bavcar A et al. Burden of Disease Caused by Otitis Media: Systematic Review and Global Estimates. PLoS ONE 7(4): e36226.

    3. Leichtle A, Lai Y, Wollenberg B, Wasserman SI, Ryan AF. Innate Signaling in Otitis Media: Pathogenesis and Recovery. Curr Allergy Asthma Rep (2011) 11:78–84.

    María Franco Vital

    Fisioterapeuta y C.O. en Osteopatía

    Dtra. Técnica de OsteoKids & Adults

    Calle Orense, 48, 1ºF, 28020, Madrid

    Tlf: 911 727 135 / 618 439 611

    mfranco@osteokidsandadults.com

    www.osteokidsandadults.com

    Diseño Logo

Deja un comentario

Cancel reply